search search search rss search

La Tr. jurada y sus secretos.

line La Tr. jurada y sus secretos.

Al acabar la carrera de TeI en algunas universidades tenemos la posibilidad de obtener el título de Traductor-Intérprete Jurado, aunque actualmente con el nuevo plan de estudios ya no existe esa posibilidad.

Por desgracia no siempre nos explican cómo se realiza una traducción jurada ni las pautas a seguir, y el MAEC tampoco facilita respuestas a todas las preguntas que nos vienen a la mente cuando tenemos que realizar nuestra primera traducción jurada. A cada paso que damos surgen dudas nuevas. He aquí algunas de ellas.

¿Cuál es la labor del traductor-intérprete jurado?

El traductor jurado traduce el documento que solicite el cliente y lo certifica o jura. La certificación es lo que distingue la traducción jurada de una traducción simple. Se puede certificar la traducción de cualquier documento, nada tiene que ver la traducción jurada con la jurídica.

¿El traductor-intérprete jurado es un funcionario público?

No. El traductor-intérprete jurado no tiene nada que ver con la administración.  Lo único que hace la administración es otorgar un nombramiento que le permite al traductor-intérprete jurado realizar su labor.

¿Cuándo se precisa una traducción jurada?

Generalmente la traducción jurada puede ser un requisito de las autoridades en determinados trámites, como homologación de títulos extranjeros, registros, etc. Y en menor medida, un cliente puede desear una traducción jurada porque simplemente le ofrece mayor seguridad.

¿Qué tengo que hacer para obtener el título de traductor-intérprete jurado?

En la web del Ministerio de Asuntos Exteriores se facilitan todos los datos y requisitos para obtener dicho título. Además de la  lista oficial de todos los intérpretes-traductores jurados del territorio español.

¿Hay que firmar y sellar una traducción jurada?

Efectivamente, una traducción jurada debe llevar la firma y el sello donde consten los datos del profesional  según lo dispuesto en la Orden del BOE. Además no basta con firmar y sellar sólo la última hoja del documento, debemos de sellar y firmar todas y cada una de las hojas del documento.

Algunos profesionales también sellan el documento original, pero yo no soy muy partidaria de eso, puesto que a ningún cliente le gusta ver el sello de un traductor jurado en su diploma o en su pasaporte. Sin embargo, si nos presentan una fotocopia del original si podemos sellarla.

También se ha de  incluir una certificación al final o al principio de la traducción. Si la traducción es inversa podría interpretarse que el apartado 8 del artículo 7 de la Orden de 8 de febrero de 1996 permite que se emplee una traducción literal de la certificación, el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación únicamente legaliza las traducciones que lleven la certificación en español. Lo que hacen muchos traductores-intérpretes jurados es incluir la certificación en ambos idiomas.

Yo utilizo la siguiente fórmula

La infrascrita, Cristina Aroutiounova, intérprete jurado de francés español, y viceversa, nombrada por el Ministerio de Asuntos Exteriores, DECLARO:

Que esta traducción es fiel y exacta de un documento de ———– (aquí poner el tipo de documento, por ejemplo, partida de nacimiento, contrato de compraventa, acta de notoriedad, etc.), que me ha sido presentado en lengua francesa.

Documento original: núm. de folios.

Mi traducción: núm. de folios Mi registro: (si usáis un registro para vuestras traducciones, es aconsejable ponerlo).

Dado en Alicante, a 11 de enero del 2010.

Fdo. Cristina Aroutiounova

¿Puedo incluir N.de T. en mi traducción jurada?

Claro, de hecho en algunos casos son imprescindibles, como por ejemplo las traducciones “boomerang” (una traducción del original a la cual se ha añadido información nueva en la lengua de partida). En este tipo de traducciones se nos pueden plantear todo tipo de dudas. El traductor jurado certifica que la traducción que ha hecho es fiel y exacta al original. ¿Podemos corregir los errores del primer traductor? La interrogante no es baladí, sino todo lo contrario, muy importante. Efectivamente ¿cómo podemos dar fe de que hemos hecho una traducción fiel y exacta, cierta y verdadera o cualquiera otra fórmula al respecto? No podemos dar fe sencillamente porque no podemos hacer la traducción.

Entonces, ¿qué hacemos ahora? Caben dos posibilidades ante un texto “boomerang”:

1. Llamar al cliente y suplicarle que os diga el nombre del primer traductor para poder dirigiros a él o que os facilite el original de la traducción “boomerang”.

2. Si el cliente no conoce al primer traductor o, conociéndolo, éste no quisiera colaborar, entonces deberíamos seguir el siguiente camino:

A) Pedir ayuda a nuestros contactos. Que éstos fuesen, a ser posible, jurídicos, aunque no supiesen francés.

B) Intentar deducir y averiguar lo que quiere decir cada palabra o expresión. En las dudosas poner mediante nota al pie, en N. de T., lo que vosotros habéis observado como dudoso o problemático en la palabra o frase erróneas. Teniendo en cuenta que en vuestra traducción lo que tenéis que poner es la palabra o frase ya corregida por vosotros. La N. de T. a pie de página es sólo para indicar que si vuestra corrección del texto estuviere mal, ello sería debido a lo confuso y erróneo del texto original (que es el boomerang).

Además también sería aconsejable indicar en nuestra certificación que el lenguaje del documento original era confuso.

¿He de adjuntar una copia del original a la traducción jurada?

No es obligatorio adjuntar una copia del original a la traducción. Se podría decir que la traducción es un documento independiente que surte efecto por sí mismo.

¿Se puede hacer una traducción jurada de un fax?

Sí, pero habría que mencionar en nuestra traducción jurada que el trabajo se ha llevado a cabo a partir de un fax.  Además el documento original transmitido por fax debe ser legible, puesto que si se producen errores en la trasmisión, la traducción no se podría realizar correctamente y no ser válida.

Si mi cliente reside en una ciudad o país diferente a mi lugar de trabajo, ¿cómo puede presentarme los documentos originales?

Siempre está la posibilidad del correo ordinario o por un servicio de mensajería. Sin embargo, hoy en día la tecnología nos permite escanear todo tipo de documentos y transmitirlo por mail, sin que el documento transmitido sufra modificaciones a causa de una mala fotocopia o de error de transmisión vía fax.

¿Puedo realizar una traducción jurada de una fotocopia?

Sí. La traducción jurada se puede practicar sobre cualquier documento. De hecho, como bien he dicho antes, podemos sellar la fotocopia e incluso graparla a la traducción para evitar posibles confusiones.

¿De qué tipo de documentos se puede hacer una traducción jurada?

Se puede hacer una traducción jurada de absolutamente cualquier documento. No es necesario que la traducción jurada sea requerida por parte de las autoridades para que un cliente la solicite.

¿Y a la hora de la entrega de mi traducción jurada? ¿Puedo entregarla por fax o correo electrónico?

No. La traducción jurada sólo se puede entregar en papel, puesto que en ella tiene que figurar el sello y la firma del traductor jurado, y aunque escaneemos la traducción jurada, generalmente la administración o los organismos que soliciten este tipo de traducciones precisan el original. Además, la traducción jurada es un documento original, por lo que las hojas físicas que has firmado y sellado tienen valor.

¿Puedo entregar una fotocopia de la traducción jurada?

Como he dicho en el apartado anterior, las hojas de la traducción selladas y firmadas tiene valor y además el destinatario seguramente no admitirá una fotocopia de la traducción jurada como documento de carácter oficial.

No obstante, si nuestro cliente precisa varias copias de la traducción jurada, puede solicitarnos tantas copias firmadas y selladas como desee. Queda en manos del traductor jurado establecer la tarifa para estos casos.

¿Puedo realizar traducciones juradas a otro idioma que no sea el español?

Según la legislación un traductor jurado puede realizar traducciones al castellano y viceversa. Es decir, si únicamente estás habilitado para el inglés podrás firmar y sellar traducciones del inglés al español, y del español al inglés, pero no podrás sellar ni firmar traducciones que impliquen otros idiomas.

¿Puedo estar habilitado para varios idiomas a la vez?

Claro, mediante las vías de habilitación dispuestas por el MAEC, una misma persona puede poseer el nombramiento de Traductor Jurado en diferentes idiomas.

¿Mis traducciones juradas tienen validez en el extranjero, aunque yo haya sido nombrado por el Ministerio de asuntos exteriores español?

En general, sí. Aunque a veces depende del destinatario de la traducción.  Si nos ceñimos a la norma, el trabajo de los traductores jurados nombrados en España sólo tiene carácter oficial en el territorio nacional. Sin embargo, las autoridades de otros países pueden admitir nuestra traducción según su criterio. En determinados casos, puede que sea necesario añadir algunas formalidades: legalización de la firma del traductor jurado o el visto bueno del consulado.

Es el cliente el que ha de estar al corriente si la traducción jurada que va a presentar será admitida por el destinatario o no.

¿Es obligatorio utilizar un tipo de papel específico para la traducción jurada?

No, no hay reglamentación al respecto. Hasta hoy, se puede realizar en cualquier papel con el único requisito de que conste la firma y el sello del traductor jurado.

¿Debe imitarse el diseño del documento original en la traducción jurada?

Generalmente, no. Aunque yo sí que lo hago. No hay reglamentación con respeto al formato que se debe utilizar para la traducción jurada.

Yo, sin embargo, intento mantener el formato del original o hacerlo parecido, aunque a veces puede resultar bastante tedioso, pero de esta manera el destinatario podrá cotejar fácilmente el original y la traducción. A menudo por falta de un sello o una firma o cualquier otro detalle en la traducción jurada la administración o el destinatario puede no admitir la traducción.

Mi cliente posee un documento en francés (idioma de nuestro título de jurado) excepto por algunas palabras que están en un tercer idioma. ¿Puedo hacer la traducción completa si sólo estoy habilitado para el francés?

No. Al disponer únicamente del nombramiento para el francés, no puedes pronunciarte sobre el contenido que figure en un tercer idioma en el documento. Esa parte debería permanecer sin traducir.

¿Es obligatorio que la traducción jurada la haga un profesional de la provincia o comunidad autónoma de la residencia del cliente?

No, los traductores jurados pueden actuar en todo el territorio nacional.

¿Quién tiene autoridad sobre las traducciones juradas?

Las traducciones juradas pueden ser revisadas por la Oficina de Interpretación de Lenguas del Ministerio de Asuntos Exteriores si así lo solicitan las autoridades.

¿Puede un traductor jurado firmar una traducción hecha por un traductor no habilitado?

Nada impide que lo haga, aunque nos puede resultar poco ético. Una vez firmada y sellada, el contenido de la traducción pasa a ser responsabilidad del intérprete jurado. Por ese motivo, antes de firmar la traducción realizada por otra persona, el traductor jurado debería asegurarse de que es válida y se ajusta a sus criterios de trabajo.

¿Y las tarifas? ¿Hay algunas tarifas establecidas para las traducciones juradas?

No, de hecho la legislación sobre los traductores-interpretes jurados para mi gusto es bastante escasa. Cada traductor jurado tiene sus propias tarifas y tiene independencia para fijar sus precios.

Fuente: Álvarez Fernández,M. (2004): FAQ de traducción jurada.


5 comentarios

line
  1. Elena Pérez

    La certificación no es aconsejable, sino obligatoria, y no es la que indicas.

    line
    • Gracias por tu aportación, Elena.
      Tienes razón la certificación es obligatoria, ha sido un despiste por las prisas de hoy. En cuanto a la fórmula, según tengo entendido el Reglamento de la Oficina de Interpretación de Lenguas establece la siguiente formula: Don/doña ……………………………… (nombre y apellidos), Intérprete Jurado de …………………………… (idioma), certifica que la que antecede es traducción fiel y completa al ………………………. (lengua de destino) de un documento redactado en ………………… (lengua de origen) En …….. (lugar), a …………… (fecha).
      FIRMA
      SELLO (conforme al artículo 7.6)
      La que yo utilizo no dista mucho de la establecida, además muchos traductores jurados añaden otro tipo de información al a certificación (número de hojas del original, si es una fotocopia o un fax). En la web de ASETRAD tienes más infromación sobre las traducciones juradas.

      line
  2. Una pequeña corrección: en teoría, no es obligatorio firmar y sellar todas las páginas de la traducción, aunque sí es una práctica habitual. La firma y el sello solo deben aparecer obligatoriamente en la certificación. Las demás páginas pueden dejarse en blanco, firmarse, sellarse o ambas cosas. Yo solamente las sello; mi firma solo aparece en la certificación.

    Respecto a la certificación, se supone que debemos utilizar el modelo establecido por la legislación, aunque nada impide añadir información adicional (tipo de documento traducido, etc.) fuera de ella. Yo lo hago en forma de notas al pie de la certificación.

    Saludos,
    Isabel

    line
    • Hola, Isabel:

      Según la legislación es tal y como tú dices. Por ejemplo, recientemente me han pedido que selle y firme el original también. Parece ser que se ha vuelto una práctica habitual también. Y si no me equivoco la legislación no dice nada de eso.

      line
  3. Carolina

    Hola Isabel,

    Soy traductora jurado de inglés-español y viceversa y me gustaría saber si es posible que yo misma me haga mis traducciones con mi propio sello y firma… Gracias!

    line

Comentar