search search search rss search

next page next page close

2014

Empezamos un año nuevo, con nuevos objetivos por cumplir durante los 12 meses que tenemos por delante. Muchos han publicado su resumen del 2013 y sus propósitos para el 2014, como todos los años.

No hablaré del 2013, ya que no ha sido un buen año para mí, sobre todo en lo personal; a nivel profesional no me puedo quejar, con echar un vistazo al blog —que lo tengo muy abandonado— se nota que no he parado. He trabajado mucho, he conseguido clientes nuevos y no he perdido a los que ya tenía, he mejorado en mi trabajo, he aprendido muchísimo, pero aún queda mucho camino por delante. Y lo más importante: he cambiado mi forma de vida. Me cuido mucho más, dedico más tiempo a mi forma física, intento no agobiarme/estresarme con el trabajo, etc. En pocas palabras: mi salud es lo primero.

Para este nuevo año tengo grandes planes y espero que vayan bien. Cuando esté todo encauzado lo anunciaré como es debido. Durante estos últimos meses, junto con una gran amiga, hemos ido cociendo un gran proyecto, que pronto verá la luz.

¿Metas para el 2014? Muchísimas, pero como bien dice el refranero: el que mucho abarca, poco aprieta. multitareaAsí que, seré realista y me propondré solo cinco objetivos:

- Lanzar el proyecto que tanto tiempo llevamos preparando, y sacarlo adelante.
- Mejorar a nivel profesional y formarme más.
- Participar más en los saraos «traductoriles».
- Mejorar mi facturación.
- ¡Ser feliz!

¡Suerte! ¡Tenemos por delante 365 oportunidades para mejorar!

166520_301026960000935_1369129522_n


next page next page close

Feliz 2012

Ya solo quedan unas horas para que acabe el año 2011. Sinceramente, no ha sido un mal año, aunque el mundo no esté pasando por uno de sus mejores momentos. Últimamente no oímos más que palabras desalentadoras: “crisis”, “recesión”, “paro”, “pobreza”… y el 2012 no promete ser mejor. Pero cada uno hemos de seguir luchando y poniendo nuestro granito de arena para que esto siga adelante, para que nuestra historia y aventura progrese y cada día sea más interesante.

El 2011 se ha portado muy bien conmigo: me ha permitido participar en proyectos que jamás había soñado, como el catálogo de la exposición del Museo del Prado “El Hermitage en el Prado”; me he independizado, ¡qué gran y grata experiencia!; he conocido gente fantástica del mundo de la traducción, y espero desvirtualizarlos en el año 2012; y ahora que el año está tocando a su fin estoy con trabajo hasta el cuello, creo que es un buen augurio para el 2012. Pero, además de todo esto, hay otro gran proyecto que he emprendido recientemente con más compañeros de profesión y del cual me siento muy orgullosa: ¡la revista Traditori! Una revista hecha por traductores y para traductores. Aunque en el primer número, por falta de tiempo, solo pude participar en el “Especial de Navidad”, espero tener una participación más activa en el siguiente.

Podéis descargaros la revista aquí:

Número 1

Especial Navidad

Solo me queda desearos un feliz año 2012, que según la cultura china es el año del dragón y se considera un símbolo de buena suerte. En la antigua China se le representaba como el guardián de los tesoros y de la sabiduría. Así que, chicos, suerte en los proyectos venideros, felicidad y grandes éxitos.

¡Qué la suerte os sonría!


next page next page close

Versatile Blogger Awards

Hace unos días la autora de Tradúceme despacio que tengo prisa nominó este blog a “Versatile Blogger Awards”. Sinceramente no me esperaba esta nominación, porque tengo el blog últimamente un poco abandonado (un mes sin publicar) por falta de tiempo, me ha hecho muchísima ilusión. Así que lo primero es agradecer a Vanessa Lorite, filóloga, traductora audiovisual y correctora, esta mención tan especial.

De hecho entre todos los blogs de temática “traductoril”, la bitácora de Vanessa fue una de las primeras a incluir en mis favoritos.  Cierto es que el trabajo del traductor autónomo a veces se hace solitario y ermitaño, pero gracias a los blogs y las redes sociales uno se siente arropado por sus colegas. Cuando el trabajo se te hace cuesta arriba abres Twitter y los tienes ahí, dispuestos a darte unos minutos de “charla” o a resolverte alguna duda. ¡La blogosfera traductoril es un placer!

Y después de esta pequeña mención, vamos a cumplir con las reglas establecidas del galardón:

1. Agradécele al que te ha premiado y añade un enlace a su perfil o bitácora en tu entrada.
2.-Comparte siete cosas sobre ti.

¡El mejor amigo del hombre!

3.- Pásale el premio a 15 bitácoras que hayas descubierto recientemente y que disfrutes leyendo.
4.- Contacta a los blogueros que hayas escogido para que sepan que les has dado el premio.

7 Cosas sobre mí:

1)      Me encantan los animales, sobre todo los perros, de hecho mi casa parece un zoo. Tengo dos perrazos (rottweilers) que a pesar de su aspecto son dos soles; una Chinchilla la mar de simpática, una tortuga que podría pasar por un cocodrilo (te puede dejar sin un dedo) y un hurón un poco loco. No podría vivir sin mis bichos.

2)      Recientemente me he aficionado a las plantas, creo que por la influencia de haberme mudado a una casa de campo. Tengo una pequeña colección de bonsáis, que con el tiempo irá creciendo, y me chiflan las plantas carnívoras. Con este hobby uno aprende mucha terminología relacionada con la jardinería.

3)      Siempre quise ser veterinaria, supongo que por mi pasión por los animales, pero acabé en el mundo de la traducción al mudarme a España y darme cuenta de que los idiomas son otra de mis pasiones. ¡Y no me arrepiento! Amo mi profesión, ya que cada día me enseña algo nuevo. Incluso desde pequeña tenía curiosidad por las palabras y hacía preguntas del tipo: ¿Por qué la cacerola se llama “cacerola” y no “sartén”?

4)      Soy una persona muy curiosa, que siempre lo quiere saber todo. Suelo machacar a los profesionales de otros sectores a preguntas, quizás sea por defecto profesional.  De hecho, opino que los traductores deberían ser curiosos por naturaleza.

5)      Otro de mis hobbies es pintar. Tengo colgado en casa algún que otro cuadro de cosecha propia. Entre mis asignaturas preferidas estaban Dibujo e Historia del Arte.

6)      Puedo pasarme un día entero leyendo un libro interesante sobre cualquier tema. Me gusta la literatura fantástica, pero también la clásica. De pequeña mi madre y mi tía, en lugar de leerme cuentos, me leían El Conde de Montecristo o Los tres mosqueteros, o literatura rusa. Tengo mi casa y la de mi madre llena de libros, aunque ahora con el e-book (¡qué gran invento!) me ahorro muchísimo espacio.

 

7)      Me chiflan los videojuegos, todos los días le dedico un tiempecillo a mi esparcimiento en el World of Warcraft o algún otro juego de PC. Mis géneros preferidos son los juegos de estrategia basados en mundos fantásticos, como por ejemplo Heroes of Might & Magic, las plataformas o arcades y las aventuras gráficas al estilo Monkey Island.  Y también los juegos de mesa. A menudo cuando tenemos visita en casa nos echamos unas partidas a la Wii (Mario Party o RaymanRabbits) o a la Xbox, y si no sacamos un Trivial, el Talismán, el Bang o cualquiera de todos los juegos de mesa que hay en casa para pasar el rato.

 

Podría seguir escribiendo sobre mí, pero ahora toca darle protagonismo a los 15 blogs que me gustaría nominar:

1)      Algo más que traducir

2)      La paradoja de Chomsky

3)      Letras de Sastre

4)      Localización y testeo con Curri

5)      El traductor en la sombra

6)      El Carpintero Traductor

7)      La prueba de lo ajeno

8)      Aventuras de una traductora-intérprete en Madrid

9)      [Sé lo que] Traduciste

10)   Diario de un futuro traductor

11)   Traducir para contarlo

12)   Bootheando

13)   El arte de traducir

14)   Méteteme

15)   Traducción a [primera] vista

Ahora os toca a vosotros seguir con esta gran iniciativa. ¡Gracias por estar en la red!


next page next page close

Un poco de historia…

Con el motivo del Día Internacional de Traducción, he aquí un poco de historia sobre nuestro patrón:

Jerónimo de Estridón o también conocido como Eusebio Hierónimo de Estridón y para los cristianos San Jerónimo (el pobre tenía serios problemas de personalidad), tradujo la Biblia del griego y el hebreo al latín (y sin cobrar derechos de autor…). Dicha obra se llamó Vulgata, y fue el texto bíblico oficial de la Iglesia Católica Romana hasta el año 1979, cuando se promulgó la Neovulgata.

San Jerónimo

San Jerónimo

Fue un célebre estudioso del latín (¡como lo somos nosotros de otros idiomas!) durante la época en la que eso implicaba también dominar el griego. Cuando comenzó su proyecto de traducción sabía algo de hebreo, pero se fue de Erasmus a Belén para perfeccionar sus conocimientos del idioma.

Su proyecto de traducción comenzó en el año 382, corrigiendo la versión latina del Nuevo Testamento, en el 390 pasó el Antiguo Testamento al hebreo, y finalmente terminó su proyecto en el 405. ¡Ni más ni menos que 23 años! (¡ojalá nos diesen los mismos plazos!) ¡Para que luego digan que no cuesta nada traducir!

San Jerónimo consagró su vida al estudio de las Sagradas Escrituras, y es considerado uno de los mejores en ese oficio, sino el mejor (aunque tampoco tenía la competencia que hay ahora, claro). ¡Nunca dejes de estudiar y reciclarte!

En Roma estudió latín, y gracias a su profesor, Donato, llegó a ser un gran latinista y buen conocedor del griego y otros idiomas. ¡Qué haríamos sin nuestros maestros y su experiencia! Aunque era muy poco conocedor de los libros espirituales y religiosos, se pasaba horas y días leyendo y aprendiendo de memoria a los grandes autores latinos: Cicerón,  Virgilio, Horacio, etc.; y también a los autores griegos como Homero y Platón (con visitas guiadas a su famosa caverna incluidas).

Tras su estancia en el desierto para limpiar sus pecados, de vuelta en la ciudad los obispos le nombraron secretario, y al ver sus dotes y conocimientos el Papa San Dámaso lo nombró secretario personal y le encargó redactar sus cartas y más tarde lo designó para hacer la recopilación de la Biblia y traducirla (y todo eso sin darle ni tiempo a beberse un vaso de agua). Las traducciones que circulaban por aquellos tiempos tenían muchas imperfecciones e imprecisiones, o incluso traducciones no muy exactas (lo que tiene el intrusismo, vaya). Gracias a su gran habilidad con el latín y la elegancia de su escritura, San Jerónimo tradujo toda la Biblia.

En el 382, el Papa San Dámaso le hizo un nuevo encargo a San Jerónimo: una nueva traducción de la Biblia que incluyera un Antiguo Testamento de 46 libros y el Nuevo testamento compuesto de 27 libros (73 libros del ala, del tirón y para ayer, ahí es nada).

Y como buen traductor que fue, también sufrió de la deformación profesional que sufrimos todos y fue un incomprendido. Corregía duramente ciertos defectos de la alta clase social, lo que indujo a envidias, e incluso fue calumniado en Roma, donde no aceptaban su modo enérgico de corrección.  ¡Ya sabemos cómo se sienten nuestros amigos y allegados!

La Iglesia Católica reconoció a San Jerónimo como un hombre elegido por Dios para explicar y hacer entender mejor la Biblia, por lo que fue nombrado patrono de todos los que en el mundo se dedican a hacer entender la Biblia, y por extensión, se lo considera el santo patrono de los traductores.

Murió el 30 de septiembre del año 420, a los 80 años. En su recuerdo hoy celebramos el Día Internacional de la Traducción, promovido por la FIT (Federación Internacional de Traductores) para mostrar la solidaridad de la comunidad de traductores en todo el mundo y promover la profesión de traductor en todos los países (no sólo los cristianos). Una gran oportunidad para mostrar el orgullo por nuestra magnífica profesión que es cada vez más esencial en los tiempos que corren.

¡Feliz día a todos!


next page next page close

El traductor y su espalda

Tras un largo proyecto, bastante interesante por cierto, y muchas horas delante del monitor, mi espalda empezó a resentirse. Tal fue el cansancio y el resentimiento que algunos días se me hacía difícil levantarme de la cama, incluso me costaba andar por el dolor de espalda o hacer tareas tan simples como poner la mesa.

Así que tras varios días de ibuprofenos y dolores de espalda, saqué un ratito para navegar por la red para mejorar mi postura y hacerme con una silla ergonómica, que aunque mi silla fuera de oficina, no era para nada cómoda para trabajar. Si pasáis muchas horas sentados delante del ordenador os recomiendo una silla en condiciones, pueden resultar algo caras, pero nuestra salud no tiene precio. Por 300-500 € tenéis  sillas de bastante calidad.

Yo me he comprado esta y es una maravilla:

En cuanto a la postura, deberíamos cuidarla y mucho.  Nuestro espacio de trabajo debe permitirnos movernos con comodidad. Como nuestra herramienta principal es el ordenador deberíamos tenerlo en el centro de la mesa de trabajo o a un lado siempre evitando los giros de tronco o cuello para utilizar el PC.  Otro factor son los reflejos de luz que puede despedir la pantalla a causa del sol que entre por la/s ventana/s, por lo que deberíamos reducirlos y así evitaremos movimientos innecesarios de cuello que pueden ocasionar dolores de cuello y espalda.

Debemos colocar el ordenador de tal manera que nos sea posible sentarnos en frente de la pantalla evitando giros de cuello. La pantalla ha de estar como mínimo a una distancia de 40 cm  y el borde superior de la pantalla tiene que estar a la altura de los ojos, o un poco por debajo. El teclado no debe estar justo en el borde de la mesa, sino que debe quedar un espacio de unos 10 centímetros para apoyar las muñecas. Aunque yo os recomiendo los teclados con reposa muñecas. Yo utilizó el Logitech® Wave y ya no se me cansan las muñecas como antes, ni tengo molestias.

Nuestra mesa de trabajo debería estar siempre en orden (¡la mía es un mal ejemplo!). Hay que evitar que se nos acumulen objetos en la mesa: papeles, diccionarios, libros de consulta, cuadernos, etc.

Después de colocar el ordenador y demás accesorios, llega el turno de ajustar la silla.

Debemos ajustar la altura de la silla de tal forma que los brazos nos queden a una altura cómoda para trabajar: cayendo verticales a los lados del cuerpo y la mesa a la altura de los codos o algo más alta. Si al ajustar la altura de la silla no llegamos bien al suelo es recomendable un reposapiés. Me regalaron uno, pero sigo sin sacarle partido.

Al pasar muchas horas delante del ordenador, el ajuste del respaldo también es muy importante.  La altura del respaldo debe llegar mínimo a la parte media de la espalda.  Para evitar lumbalgias deberíamos tener apoyo lumbar que nos resulte cómodo para trabajar.

En una buena postura de trabajo deberíamos tener la cabeza levantada y el mentón paralelo al suelo, la columna erguida y apoyada en el respaldo, los pies apoyados en el suelo con los tobillos en ángulo recto, al igual que las rodillas que deben estar más elevadas que la pelvis, y los brazos siempre apoyados en la mesa o en la silla.

De verdad, no escatiméis en hacer de vuestro lugar de trabajo un lugar agradable y sobre todo cómodo.  Es mejor gastarse unos eurillos en una silla en condiciones, que pasarse una semana o más con dolores de espalda insoportables y luego gastarse un pastón en fisioterapeutas y masajistas.

Otra recomendación es practicar algo de deporte (por lo menos un par de veces a la semana), y para la espalda no hay nada mejor que el Pilates o el Yoga. Tenéis un interesante artículo en Con el  Calco en los Talones  y otro sobre yoga en la revista de ASETRAD La Linterna del Traductor.

 

Fuente: http://www.ujaen.es/serv/serobras/SPRL/ERGONOMIA/ERGONOMIA/ergonomia%20de%20la%20oficina.pdf

 


next page next page close

Armenia

Hoy un poco de historia y cultura.

Yo soy de origen armenio, y aunque no haya vivido allí y no hablo armenio, me gustaría que la gente que lee este blog conozca un poco ese pequeño país, que hace cientos de años, no era tan pequeño.

Armenia (en armenio Հայաստան, Hayastan, el Հայք Hayq , en ruso: Армения). Es un país eurasiático, sin salida al mar, ubicado en el Cáucaso meridional. Comparte frontera al oeste con Turquía, al norte con Georgia, al este con Azerbaiyán e Irán, y al sur con el enclave azerí de Najicheván.

Mapa de Armenia

El nombre original en armenio para el país era Hayk. Este nombre evolucionó durante la Edad Media en Hayastan, una combinación de las palabras Hayasa (Հայասա) o Hayk (Հայկ) con el sufijo persa “- stan” que significa Tierra. El nombre ha sido tradicionalmente derivados de (Haik o Hayq) (Հայկ), el legendario patriarca de los armenios, que según la tradición Hayk, tataranieto de Noé.

Se ha propuesto por los creyentes a Armenia como el sitio del jardín bíblico del Edén y popularmente se ha creído que el monte Ararat es la montaña bíblica sobre la cual se posó el Arca de Noé después del Diluvio universal. Supuestamente Hayk partió del monte Ararat para ayudar en la construcción de la torre de Babel y después, para derrotar al rey babilónico Belio en 2492 a. C. cerca de las montañas del lago de Van, en el sudoeste de la Armenia histórica (en el este de la Turquía actual) se estableció su nación en la región del Monte Ararat.

En la mitología griega, el Cáucaso, el Káukasos, era uno de los pilares que sostienen al mundo. Se afirma también que Prometeo fue encadenado en estas montañas por Zeus.

Hay todo tipo de información sobre el origen del vocablo “Armenia”, desde obras de Herodoto que divulga que los armenios eran colonos de Frigia, hasta otros líderes, como Armenak, que se considera padre de todos los armenios.

Algunos eruditos judíos y cristianos escriben que el nombre “Armenia” deriva de Har-Minni, es decir las “montañas de Minni” (o de Mannai). Varios eruditos armenios han identificado el término persa con el “Armani” (Armanum, que también se lee Armanim).

Armenia se ha poblado desde épocas prehistóricas. Los arqueólogos continúan desvelando la evidencia de que Armenia y sus montañas estuvieron entre los primeros lugares donde se asentó la civilización humana. A partir del 4000 a. C. hasta el 1000 a. C., las herramientas y las baratijas de cobre, de bronce y de hierro fueron producidas en Armenia y negociadas comúnmente en tierras vecinas donde esos metales eran menos abundantes. El territorio de Armenia es también uno de los candidatos a haber albergado el Aratta legendario, mencionado en expedientes sumerios.

Monte Ararat desde Ereván al atardecer

El reino de Armenia ha pasado por muchas etapas, en el 428, tras la caída del reino armenia, la mayor parte del país  fue incorporada al Imperio Sasánida y estuvo bajo el mandato persa, aunque era autónoma, excepto algunos territorios, hasta el año 630, hasta que la Persia Sasánida fue destruida.

Durante la época medieval  estuvo bajo el mandato bizantino hasta 1071, cuando los turcos derrotaron a los bizantinos y conquistaron Armenia. Pero en el año 1100 los príncipes armenios establecieron un principado armenio semi-independiente en el norte y en el este.

En 1230 los mongoles conquistaron el principado, y el resto de Armenia. Así, las invasiones mongoles fueron seguidas por otras tribus asiáticas centrales, que continuaron hasta 1400. Después de incesantes invasiones Armenia se debilitó, y en el año 1500 el Imperio otomano y el Imperio safávida se repartieron los territorios. Armenia se convirtió en parte integrante del Imperio otomano y esta situación duró 300 años, hasta la Guerra Ruso-Turca, cuando la parte oriental fue cedida al Imperio Ruso, la parte restante continuó bajo el Imperio otomano.

Durante la I Guerra Mundial el nuevo gobierno otomano empezó a mirar a los armenios con desconfianza y suspicacia, debido al a que el ejército ruso mantuvo un contingente de tropas armenias. El 24 de abril de 1915 las autoridades otomanas arrestaron a los intelectuales armenios. Con la ley de Tehcir, una gran proporción de armenios que vivían en Anatolia falleció como resultado del genocidio armenio. Había resistencia armenia local en la región, desarrollada contra las actividades del Imperio otomano. Los acontecimientos de 1915 a 1917 se consideran por los armenios y la inmensa mayoría de historiadores occidentales como matanzas totales patrocinadas por el estado

A pesar de la evidencia abrumadora del intento genocida, las autoridades turcas mantienen actualmente que las muertes fueron resultado de una guerra civil, junto con el hambre y las enfermedades, incluyendo muertes en ambos bandos.

El genocidio armenio (en armenio: Հայոց Ցեղասպանություն; en turco: Ermeni Soykırımı), a veces también llamado holocausto armenio, Մեծ Եղեռն, gran calamidad o masacre armenia, fue la deportación forzosa y masacre de un número indeterminado de civiles armenios, calculado aproximadamente en la muerte de entre un millón y medio y dos millones de personas, durante el gobierno de los Jóvenes Turcos, en el Imperio otomano, desde 1915 hasta 1917, durante la Primera Guerra Mundial.

Genocidio Armenio (vídeo musical con fotos)

Se caracterizó por su brutalidad en las masacres y la utilización de marchas forzadas con las deportaciones en condiciones extremas, que generalmente llevaba a la muerte a muchos de los deportados. Otros grupos étnicos también fueron masacrados por el Imperio otomano durante este período.

La fecha del comienzo del genocidio se conmemora el 24 de abril de 1915, el mismo día en que las autoridades otomanas detuvieron a unos 250 intelectuales armenios que eran líderes de la comunidad de armenios en Estambul. Posteriormente los militares otomanos expulsaron a los armenios de sus hogares y les obligaron a marchar cientos de kilómetros -por el desierto de lo que hoy es Siria- privados de alimentos y agua. Las masacres no respetaron la edad o el sexo de las víctimas, y las violaciones y otros tipos de abusos sexuales eran frecuentes.

Aunque la República de Turquía, sucesora del Imperio otomano, no niega que las masacres de civiles armenios ocurrieran realmente, no admite que se tratase de un genocidio, arguyendo que las muertes no fueron el resultado de un plan de exterminio masivo dispuesto por el Estado otomano, sino que se debieron a las luchas interétnicas, las enfermedades y el hambre durante el confuso periodo de la Primera Guerra Mundial. A pesar de esta tesis, casi todos los estudiosos -incluso algunos turcos- opinan que los hechos encajan en la definición actual de genocidio.

La primera razón por la que ocurre el genocidio en Armenia es porque los armenios eran cristianos y los turcos eran musulmanes. ¡Siempre hay un motivo religioso! En 1916 se comete el genocidio armenio por los turcos en plena guerra. Se secuestraba a los armenios y al día siguiente eran ejecutados. Al principio se ejecutaba a los varones de edad militar, entre 16 y 45 años. Sólo tenían de 15 a 30 minutos para abandonar sus hogares. Eran deportados hacia Iraq y Siria. Lo que básicamente convirtió la deportación de los armenios en genocidio fue las condiciones en las que se llevó a cabo la deportación. Por ejemplo, una gran parte de la población fue enviada al desierto para morir de hambre y sed. Otros eran asesinados por el ejército turco. Mujeres y niños fueron raptados y brutalmente abusados. Toda la riqueza del pueblo armenio fue expropiada.

Sin embargo esta masacre no fue la única, aunque si la que más víctimas tuvo. Entre 1894 y 1897 se produjeron las llamadas “Masacres hamidianas”, obra del sultán otomano Abdul Hamid II, conocido por esta razón como el “Sultán Rojo”. Se calcula que perecieron unas 300.000 personas durante las matanzas hamidianas 300.000.

En 1903 tuvo lugar la Masacre de Adana: algunos elementos militares del Imperio otomano, con la colaboración de los estudiantes de teología islámica, quisieron devolver el control del país a manos del Sultán y al imperio de la ley islámica. Proliferaron los disturbios y combates. Distintas fuentes afirman que las tropas otomanas tomaron parte en el saqueo de los enclaves armenios de la provincia de Adana. 15.000 a 30.000 armenios fueron asesinados en el curso de la “Masacre de Adana”.

Alrededor del mundo hay diferentes monumentos conmemorando el genocidio armenio, desde Argentina o Canadá hasta Valencia.

Bandera de Armenia

Durante la época soviética, Armenia formó parte de la República Soviética de Transcaucasia hasta el año 1936, que más tarde se separó en tres repúblicas separadas. Los armenios gozaron de un período de estabilidad relativa bajo la dominación soviética. Recibieron medicinas, alimentos y otras provisiones desde Moscú, y la dominación comunista demostró ser un bálsamo calmante en contraste con los años finales turbulentos del Imperio otomano. La situación fue difícil para la iglesia, que luchó bajo la dominación soviética. Después de la muerte de Lenin, Stalin tomó las riendas de la URSS y comenzó una era de terror renovado para los armenios. Como con otras minorías étnicas y los propios rusos, vivieron la gran purga de Stalin: diez mil armenios fueron ejecutados o deportados. Los temores disminuyeron cuando Stalin murió en 1953 y Nikita Jrushchov emergió como el nuevo líder.

Actualmente, Armenia es un país independiente y su política se lleva a cabo en el marco de república democrática.

Los armenios tienen su propio alfabeto e idioma distintivos. El alfabeto fue inventado por Mesrob Mashtots y consiste en 36 letras, dos de las cuales fueron añadidas durante el periodo de Cilicia. El 96% de los habitantes del país habla armenio, mientras el 75,8% de la población habla además ruso como resultado de la política lingüística soviética.

Alfabeto armenio

Y como curiosidad: el albaricoque es el símbolo de Armenia, de hecho se puede apreciar el color del albaricoque en la bandera armenia.

 

Armenia tiene una gran tradición de su cultivo desde tiempos remotos y es la tierra que da nombre a su nombre científico (Armeniaca armeniaca, Armeniaca vulgaris, etc). En los países cercanos a Armenia se le suele llamar “la manzana armenia”.

Hoy en día el pueblo armenio está presente en casi todo el mundo, en muchos países podemos encontrarnos con diásporas armenias, o incluso, celebrities estadounidenses ocultas tras un seudónimo son de origen armenio, como por ejemplo: André Agassi o Cher, o ajedrecistas del calibre de Tigrán Petrosián o Gari Kaspárov, o los integrantes del grupo System of a Down, o el cantante Charles Azanvour, muy famoso y querido en Francia.

¡Espero que os haya gustado!

 


next page

2014

Empezamos un año nuevo, con nuevos objetivos por cumplir durante los 12 meses que...
article post

Feliz 2012

Ya solo quedan unas horas para que acabe el año 2011. Sinceramente, no ha sido un mal...
article post

Versatile Blogger Awards

Hace unos días la autora de Tradúceme despacio que tengo prisa nominó este blog a...
article post

Un poco de historia…

Con el motivo del Día Internacional de Traducción, he aquí un poco de historia sobre...
article post

El traductor y su espalda

Tras un largo proyecto, bastante interesante por cierto, y muchas horas delante del...
article post

Armenia

Hoy un poco de historia y cultura. Yo soy de origen armenio, y aunque no haya vivido...
article post