search search search rss search

Entrevista a Jordi Balcells

line

Recientemente tuve el placer de entrevistar a Jordi Balcells para un trabajo. Pero como la entrevista me pareció bastante interesante y constructiva para los traductores que acaban de sumergirse en el mundo 2.0 he decidido publicarla en el blog.

Aunque ya le dieron bombo mis compañeros de la red, tanto en Twitter como en Facebook, creo que nunca está de más publicarla.

Entrevista a Jordi Balcells

Un poco sobre Jordi:

Jordi es traductor autónomo desde el 2011 de catalán e inglés al español, aunque también traduce del portugués al español y en ciertos casos del español o catalán al inglés. Aunque también ha trabajado en plantilla durante 4 años.

Es especialista en textos de markenting, TIC, patentes y electrónica, textos farmacéuticos y comerciales, etc. Además de traducir y revisar, hace mantenimiento de memorias de traducción, posedición de traducción automática y control de calidad.

En su blog, Méteteme, habla de tecnología, sobre todo aquella relacionada con la traducción.

Algunas de las preguntas que le planteé:

¿Tener un blog en la red te ha ayudado en tu carrera profesional? ¿cómo te organizas para trabajar y a la vez tener tiempo para mantener tu blog? ¿Te propones hacer x entradas al mes? ¿O lo decides sobre la marcha?
Tener un blog medio conocido te da visibilidad y te permite hacer contactos, ya sea con colegas, con posibles clientes o con colegas que pueden hacer de intermediarios y ser tus clientes. Obviamente un blog destinado a traductores como tú tendrá poca visibilidad entre clientes finales, por lo que hay que pensar en nuestro lector objetivo. Llevo menos de un año buscándome la vida como autónomo y hasta ahora he conseguido que una conocida se convierta en cliente ocasional por haber demostrado mis conocimientos técnicos y de flujos de trabajo.

No tengo ninguna organización o planificación en cuanto a las próximas entradas. Simplemente, si tengo una idea y veo que puede ser interesante desarrollarla, lo hago. Esta idea normalmente viene por una experiencia personal con un cliente o por alguna conversación en una red social o, rara vez, en la vida real. Eso sí, aprendí un truquillo vía Twitter: nunca publiques en fin de semana o en festivo, siempre entre semana y por la mañana, así tus contactos no se perderán la entrada y podrán difundirla, si la consideran interesante.

¿Crees que las redes sociales son otra posibilidad de encontrar clientes nuevos?
Depende de cómo las use cada uno. Personalmente, a LinkedIn no le he sacado ningún partido porque me abruma la cantidad de notificaciones que envía y acabo pasando de él. Sí, estoy en varios grupos profesionales, pero no consigo mantenerme al día. Algo parecido me pasa con portales tipo Proz o Translatorscafé: hay demasiado barullo.

Prefiero hacer mi propia red de contactos vía Twitter, es más manejable. Como no soy buen comercial y el marketing no es lo mío, prefiero promocionarme sin darme cuenta de que lo estoy haciendo: hablando de lo que hago y que me apasiona. Pero además de comunicar una imagen interesante hay que tener los datos de contacto bien visibles en tu perfil de Twitter y en el blog, con un enlace a tu web profesional (si la tienes) o, al menos, subir a una sección del blog tu CV, los servicios que ofreces y por qué eres el mejor.

¿Crees que gracias a las redes sociales, en particular, y a Internet en general la figura del traductor ya no es tan invisible?
Sin duda. En un primer momento, mi blog estaba como un simple diario profesional compartido al mundo, como una forma de obligarme a investigar. No era una conversación, sino un simple monólogo. Luego fui haciendo contactos visitando blogs similares y dejando comentarios. Hace casi un año decidí meterme en Twitter y profesionalizarme como autónomo y ahí llegó el cambio. Ahora comparto mis entradas (y las de otros, claro) y otros las difunden bien lejos vía Twitter. Es como un mensaje en una botella, nunca sabes si acabará llegando a un buen cliente (qué Forrest me ha salido esto).
Personalmente, como mi blog es tanto de tecnología como de traducción, puedo atraer a lectores que no sean traductores. Por ejemplo, a menudo hablo de los contenidos digitales, el nuevo paradigma de consumo y los ebooks y sé que muchos de los que leen esas entradas no tienen relación con la traducción. Lamentablemente, como lo único que hago es poner a caldo a la industria editorial, dudo mucho que me salga algún cliente por ahí. :D

En los últimos meses están apareciendo muchos blogs de universitarios o traductores recién graduados. Supongo que en parte se debe a los recientes seminarios y cursos profesionales que animan a ser activos tuiteros y blogueros para darse a conocer. Escribe de lo que conoces bien, no sueltes muchas perogrulladas, sé mínimamente constante y seguro que te haces un nombre si participas activamente en las redes sociales.

¡Espero que os haya gustado!



Comentar